Gestión y dirección de proyectos

"Los proyectos no son sólo costos, alcances y plazos, son PERSONAS y tecnología"

Cuando hacemos tecnología, creamos software, gestionamos infraestructuras, diseñamos experiencias de uso, medimos, etcétera pero sobre todo soñamos y nos ilusionamos.

Experiencia, sentido común y flexibilidad

Estos son nuestros pilares, y son los que mejor definen nuestros servicios orientados para abordar la gestión de proyectos

Podríamos hablar de Scrum, de Prince2 o de las certificaciones del PMI o de los máster X que hay, y muchos, pero preferimos abordar nuestro trabajo en el ámbito de la gestión de proyectos desde una óptica mucho más cercana a nuestros clientes.

Esto no quiere decir que en TecnoEstrategia no creamos en las metodologías ni en los modelos de gestión, de hecho nos apoyamos en todos los que podemos para primero informarnos y después formarnos, y de esta manera buscar cuál es la mejor manera de poder ofrecer calidad de gestión (que nosotros pensamos que NO es lo mismo que la gestión de la calidad que también es necesaria).

La agilidad y flexibilidad, los resultados buscando la mejora continua y cumpliendo objetivos (tanto en plazo, como en costes y alcances) pero sobre todo, el sentido común a la hora de abordar desafíos y retos como es la gestión, el diseño, ejecución, supervisión y dirección de un proyecto tecnológico son los que nos diferencian.

Nosotros trabajamos de una manera muy flexible; intentamos que un proyecto suponga algo estimulante, que sea divertido, que no esté atado a una bandera o metodología concreta. Sinceramente no creemos en los modelos cerrados, sean estos en cascada, ágiles o fondones, creemos en que para una correcta gestión de proyectos lo más importante es la experiencia unida a la formación, la flexibilidad, el sentido común y sobre todo, la empatía y entender a las personas que lo forman.

¿Cómo lo hacemos?

Bases sólidas, ágiles y flexibles

Como insistimos, no nos atamos a una metodología o bandera única, creemos en la diversidad y la flexibilidad, en adaptarse y en ser rápidos, ágiles y creativos. Para ello unimos nuestra experiencia con las realidad de cada cliente para poder gestionar de una manera correcta en cada situación.

Para nosotros hay una serie de puntos básicos:

    • Que nuestros clientes sean parte de todo el proyecto
      Pensamos que siempre se pueden aportar ideas y formas de trabajo diferentes, una persona sin conocimientos técnicos concretos no puede aportar mucho al escribir el código, pero si conoce la base funcional puede dar información muy valiosa a quien lo escribe, por poner un ejemplo. Además de lo obvio, como es el estar en todas las reuniones, la planificación, estimaciones, etcétera.
    •  
    • Entregas rápidas y sin demasiado tiempo entre ellas
      Además de entregar rápido hay que hacerlo con calidad, para ello tratamos cada entregable de manera individual dentro del todo que representa el proyecto y es por ello que podemos mantener un flujo constante de entregas. Mapeamos y fundimos tareas y formas de trabajo de la manera más adecuada para cada situación para poder dar soluciones en plazos cortos sin perder los estándares de calidad.
    •  
    • Personas sobre procesos
      Tenemos claro que las personas están por encima de la burocracia. El conocimiento, la experiencia y la singularidad individual son protagonistas, pero todo esto lo soportamos mediante una estructura moldeable de procesos que permiten adaptarse a cada situación de manera óptima. Contamos con personas que marcan procesos y no al revés.
    •  
    • Cumplir con plazos, costes y alcances
      El objetivo está muy claro, hay que cumplir con lo pactado. Nuestro nivel de compromiso es la garantía de todo lo que hacemos, todos los esfuerzos y cada minuto de tiempo lo orientamos a conseguir los objetivos marcados, para TecnoEstrategia tener un meta clara y bien definida es imprescindible para abordar con éxito un proyecto.

 

Intentar no dejar nada al azar

Para nosotros lo importante es tener las cosas bajo control, saber qué hacer cuando algo sale mal, cuando hay fallos, retrasos en las entregas, problemas con las funcionalidades, etcétera, la clave es saber qué hacer cuando ocurra y minimizar lo máximo posible el impacto, controlarlo, saber actuar en consecuencia y «funcionar».

Nuestra experiencia nos indica que no es posible acometer un proyecto sin algún error o fallo, esto, que es inevitable, se puede convertir en un simple contratiempo y nada más, o bien ser una fuente de problemas que impidan llegar a donde nos proponíamos.

La diferencia es que si estamos acostumbrados a trabajar, minimizar y aceptar esto para poder incorporar la solución de los errores como algo que se pule y da forma durante el proyecto conseguiremos un buen resultado.

Un error no será nunca un problema, dado que sabemos cómo mitigarlo y solucionarlo para que no se repita y para que no frene el proyecto.

Sabemos que en los proyectos hay problemas, errores, defectos y fallos (por separado). En TecnoEstrategia no los ocultamos ni buscamos a «bomberos» (tampoco a caballeros), simplemente estamos preparados para asumirlos e integrar su resolución como una parte del propio proyecto.

Creer en las personas

De una cosa estamos completamente convencidos, la disciplina más complicada en todos los ámbitos, fases, grupos de procesos, o X y en cualquier modelo/metodología/etcétera es sin lugar a duda la gestión de las personas.

Por ello nuestra forma de trabajo está basada en interactuar al 100% con las personas que forman parte del proyecto, tanto a nivel interno como externo, tanto si están en una pequeña parte o en todo, en definitiva uno de los grandes esfuerzos que hacemos es la gestión de todo aquel que esté en el proyecto.

Nos referimos a implicar y contar con la gente en cada cosa que se haga, desde cómo afrontar los cambios (algo muy evidente) hasta el reparto de actividad o la consecución de objetivos.


La clave de todo es la capacidad de saber unir a las personas de manera que todas juntas se puedan complementar las unas a las otras y por tanto aprovechar las capacidades individuales para conseguir un objetivo colectivo.

En TecnoEstrategia creemos en las personas, en sus ideas y sus sentimientos, esto es imprescindible para poder gestionar talento y por ende, grupos de personas que al final son las que realizan, gestionan, reciben, etcétera en los proyectos.

Entregar valor y calidad

Todo esto que os contamos es muy práctico y funciona, pero al igual que no tenemos a una persona dibujando en una pizarra y pegando post-it para planificar el mes de septiembre (fijaros en cualquier foto) y eso que ese tipo de fotos ilustran bastante bien cuál es la idea , si no somos capaces de entregar valor de manera rápida y con calidad de poco servirá nuestra forma de trabajo.

Por esto mismo no nos centramos en la forma de trabajo tanto como en su resultado, es decir nos centramos en que todos los esfuerzos resulten en entregas tangibles y palpables con calidad demostrable y cumpliendo (e intentando superar) expectativas.

Nuestro enfoque global está determinado por los objetivos y los entregables a conseguir, nuestra principal diferencia es que creemos que llegar a un objetivo no tiene por qué estar reñido con otras formas de hacer las cosas, somos flexibles.